Personal de limpieza tras un incendio en una fábrica

¿Conoces la limpieza de incendios?

Una vez que sufres un incendio en tu empresa, establecimiento u hogar, siempre hay que prever que pueda volver a suceder, y tomar las medidas oportunas para que no pase.

Parte de esas medidas, es la limpieza de incendios. Pero ¿qué es?

La limpieza de incendios, ¿Por qué es importante?

Tenemos que ser conscientes de que el proceso de prevención no termina con la extinción, sino que continúa. Para evitar daños mayores debemos ponernos en manos de unos profesionales que nos ayuden a retomar la normalidad, y contar con un servicio de limpieza de incendios.

Este tipo de servicios necesitan ser eficaces, rápidos y profesionales. Y para ello, primero se procede a un análisis previo, con el fin último de recuperar la estructura. De la misma forma que se pretende recuperar aquellos objetos de valor en su mejor estado y calidad.

La eficacia y la rapidez a la hora de iniciar las tareas de limpieza después de un incendio son de suma importancia, así como la aplicación de aquellas técnicas específicas para limpiar las zonas u objetos que se hayan podido ver afectados.

De esta manera, entendemos que el tiempo que transcurre desde que sucede el incendio hasta que se empieza a limpiar la zona sea  el menor posible, ya que a medida que transcurren los días, será más costoso reparar los daños.

Los servicios de limpieza trabajan con la máxima cautela y atención para aplicar la técnica adecuada de recuperación adaptándose a la causa del daño. Y es por esto, que es de suma importancia que se haga por parte de profesionales, que conocen el material y las herramientas.

¿Qué puedo hacer para facilitar la labor?

Para conseguir una limpieza profunda de un incendio, lo mejor es contar con una empresa especializada. Sin embargo, es aconsejable que se conozca cuáles son las acciones a realizar para no empeorar la situación, ya que existen algunas prácticas de limpieza que no son convenientes.

–        Procurar mantener las ventanas abiertas y permitir así que el aire circule por toda la estancia. De esta forma se consigue que la ventilación desplace al exterior el humo residual.

–        Sacar al exterior los objetos húmedos debido al uso de mangueras u otros mecanismos manipulados para extinguir el incendio.

–         Utilizar equipo de seguridad y guantes, especialmente si se aplican productos químicos (siempre bajo el control de un profesional).

–        Cerciorarse que no quede ningún tipo de humedad en el mobiliario, ya que este podría dañar el suelo permanentemente y provocar daños en la salud.

En Vicaclean tenemos amplia experiencia en este servicio. Contacta con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *