Salón de exposiciones con suelo de PVC

Cómo mantener limpios los suelos de PVC

Cada vez son más los establecimientos o viviendas que implementan en sus instalaciones los suelos de PVC o vinílicos. En viviendas particulares (principalmente baños y cocinas), como en locales comerciales, oficinas, centros oficiales, hospitales…etc. Posee una gran resistencia al desgaste y a la humedad. Además, de poder llevar su mantenimiento fácilmente.

La pregunta entonces es: Sí, son fáciles de mantener, pero ¿cómo hay que cuidarlos?

Pues bien, en Vicaclean te aclaramos las grandes ventajas en la limpieza y cuidado de estos suelos.

Precauciones y otras prevenciones

Aunque este tipo de suelo sea muy resisten, es muy probable que ciertas rutinas o limpiezas dañen su acabado. Por eso, te enseñamos a evitar que cometas estos errores:

–        El agua es buena sin exceso. Si bien estos son suelos resistentes al agua, debemos tener cuidado de no inundarlos en el caso que sean suelos cuyas juntas entre piezas no estén soldadas. El agua podría introducirse entre ellas y permanecer entre la base y el pavimento, lo que ocasionaría con el tiempo olores no deseados.

–        Los productos grasos no ayudan. Aquellos suelos con relieve o rugosidad son sensibles a productos como la crema de zapatos.

–        Si quieres limpiar, primero selecciona el material. La lejía, el agua fuerte o la acetona son productos demasiado agresivos. Además, de evitar rascar con estropajos, lijas, …

–        El calor no es un gran amigo. Este tipo de suelo suele dilatarse con el calor, por lo que, para prolongar su vida útil, lo mejor será que evitemos largas exposiciones de calefacciones o la incisión directa de la luz solar.

Limpieza y cuidado

No es demasiado difícil de limpiar, cuando sabes de qué hay que hacer uso. Así evitamos posibles malentendidos y dañar la superficie de nuestro suelo.

De manera general y por precaución es recomendable controlar el derrame de líquidos sobre estos. En el caso de que suceda, deberíamos proceder a retirar lo más rápido posible dicho derrame. De lo contrario, podrían producirse declaraciones no deseadas.

Para limpiar puedes utilizar una mopa o el aspirador. Si quieres hacer una limpieza más en profundidad por tu cuenta, lo conveniente sería utilizar agua templada con la fregona escurrida, y añadir una dosis moderada de un limpiador neutro.

Eso sí, es comprensible que no te atrevas a hacer una limpieza de este calibre. Para esto, puedes contar con nosotros. En Vicaclean, entre nuestros servicios especiales, se encuentra la limpieza de suelos PVC.

¿Necesitas ayuda?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *